Para evitar mayor densidad

Pide Fonatur a Cancún respetar su Plan de Desarrollo

CANCÚN, QUINTANA ROO.- El titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, dio a conocer que el Plan de Desarrollo de Cancún se debe respetar, incluso, dijo, se debe apostar “a la calidad y no a la cantidad.”

“En todo caso le debemos apostar a la remodelación de hoteles más que a construir sobre nuevos lotes, y así, evitar que se siga incrementando la densidad a costa de la calidad de los servicios”, dijo Jiménez Pons, añadiendo: “un poco lo que sucedió en Miami, que tuvo una época de esplendor en los años cincuenta, y después cayó; pero luego llegaron a hacer ese programa de ‘Miami Beach’, que agarraron los hoteles viejos y los pusieron muy bonitos, y en lugar de cobrar 50 dólares, están cobrando 300 o 500 dólares por habitación”.

“Queremos que el municipio entienda que el plan de desarrollo de Cancún no lo pueden estar cambiando, porque no tiene sentido tener una redensificación si no se ha cambiado la capacidad de infraestructura”, apuntó.

El funcionario ha reconocido que en este momento el destino turístico cuenta con serios problemas en cuanto a la capacidad de transporte, además: “Tenemos problemas con la suficiencia de agua, la energía eléctrica y el tratamiento de las aguas. Actualmente, existen serios problemas como para que todavía vengan a meter más densidad. Yo creo que Cancún tiene que cambiar su modelo de desarrollo. Ahorita debe ser en calidad, no en cantidad”.

“Vamos a buscar a las autoridades del municipio de Benito Juárez para solicitarles que ya no haya más cambios de uso de suelo, dado que, si es así, ¿entonces qué?, ¿nosotros estamos pintados en Fonatur o qué?”, cuestionó.

Con esta estrategia se podrían lograr aumentar la calidad del espacio y de servicios, para evitar más turismo invasivo, que ha terminado con varios destinos turísticos. “Si bien sirvió en su momento, yo creo que lo que necesita Cancún es calidad, no cantidad”, afirmó.

“En este momento ya no recibimos tanto solicitudes de construcción como antes, porque escasean los lotes, pero sí movimientos entre antiguos propietarios; por ejemplo, el caso del Hotel Riu, le pidió al propietario del terreno que le compraría el predio, siempre y cuando le consiguiera una autorización con el aumento de densidad”.

“La persona que le vendió el terreno, consiguió el aumento de densidad. No sabemos cuánto le costó, pero es una realidad que la autorización era para aumentar tres veces la densidad que tenían; aparentemente es legal, pero es una arbitrariedad espantosa ese cambio de densidad. Donde estaba destinado para 120 cuartos, metieron de 500 a 600, pues no, no estamos para nada de acuerdo”, enfatizó.

Rogelio Jiménez Pons dijo que para evitar esas prácticas se debe respetar “el plan pactado con la sociedad desde hace muchos años. Es un proyecto original, y eso tiene una vigencia y una capacidad, o sea, yo no puedo cambiar esas características.”

“Si yo hiciera toda esa gran cantidad de obras, pues lo cambiamos, pero como no se van a hacer, y aparte ya hay un déficit de espacio y de servicios ¿para qué nos hacemos tontos?”, finalizó.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments